¿Cómo Funciona?

La tecnología crea sobre la superficie de la piel tratada, miles de perforaciones microscópicas, manteniendo al piel alrededor de estas perforaciones, intacta.

Esto permite a la parte más superficial de la piel, regenerarse (sanar) desde el exterior de manera muy rápida, lo que mejora significativamente el estado general de la piel.

En más detalles, el láser Pixel atravesando una lente óptica (patentada por Alma Lasers), forma micro haces de luz, que al penetrar en la piel generan canales térmicos microscópicos.
Cada canal crea una microinjuria (pixel), sin perturbar el tejido adyacente.
Estos micropuntos (aproximadamente 15-20% de la piel) son el punto de partida para el proceso de cicatrización/reconstitución; y el tejido que se mantuvo intacto alrededor de estos puntos tratados, es lo que estimula y acelera el proceso natural de reparación.

Así, se reemplaza piel dañada por piel nueva, sana y radiante; el colágeno se regenera, mejoran la tensión de la piel, y las cicatrices.

Grandes resultados, rápida recuperación

La tecnología representa la evolución para el rejuvenecimiento de la piel, comparada con los primeras técnicas de resurfacing con lásers ablativos. Manteniendo el mismo nivel de resultados,  acorta enormemente los tiempos de recuperación e involucra menos riesgos de complicaciones.

El módulo de laser para resurfacing Pixel 2940, es una poderosa herramienta para la plataforma Harmony XL.

Basado en un láser de Erbium- Yag (2940 nm), combinado con la tecnología Pixel, permite realizar tratamientos ablativos, indoloros en piel fotodañada, con mínimo tiempo de recuperación.